martes, 7 de junio de 2016

Feria del Libro 2016

Los alumnos del CENS Nro. 23, acompañados de docentes y autoridades, visitan la Feria del Libro y participan de la presentación del libro "Poemas. Antología de la Ciudad" en el stand del Ministerio de Educación del GCBA. La obra recopila la producción de alumnos de varios Centros Educativos e incluye el texto "La Payada" que fue escrito por un grupo de ex-alumnos del CENS Nro. 23. Flavia Graciela Ocón, María del Carmen Minutella, Gabriel Urbina, Dámaris Amalia Gómez, Mariana Melina y Adriana Correa fueron protagonistas de este proyecto que incluyó la grabación del texto con sus propias voces y que puede escucharse en el blog institucional censveintitres@blogspot.com

lunes, 23 de mayo de 2016

Actividad en Laboratorio de Informática

Los alumnos de 3er. ciclo desarrollan actividades de la asignatura Administración de Empresas en el Laboratorio de Informática. Trabajan con planilla de cálculo en ejercicios de liquidación de haberes, durante la clase de la Prof. Irma Martínez. El CENS nunca recibió equipamiento y no cuenta con recursos tecnológicos propios, motivo por el cual se gestionó un acuerdo con las autoridades del Centro de Formación Profesional Nro. 11, para compartir el equipamiento disponible en la sede e incorporar las nuevas tecnologías en sus actividades de aprendizaje. Es la primera vez que nuestros alumnos pueden sentarse frente a una computadora para trabajar en los contenidos de una asignatura, superando así las limitaciones y condicionamientos que padecen las instituciones de educación media de adultos de la Ciudad.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Muestra de Fin de Año - 2014

Muestra Fin de Ciclo Lectivo 2014

Gracias a la invitación de Carrusel de las Artes, fuimos a ver la obra Tercer Cuerpo.
Como actividad previa, los alumnos de 2° leyeron La isla desierta de Roberto Arlt. Para mi sorpresa, el día de la exposición, la teatralizaron. Se notó que disfrutaron.
Luego de ir al teatro, comparamos las obras y se armó un debate. Como actividad final, les propuse hacer dialogar a dos personajes, uno de cada obra. Posteriormente se leyeron los trabajos y se eligió uno para la representación. Se optó por usar títeres, dado que en el 2013 hicimos una obra de títeres que gustó muchísimo. A diferencia del año anterior, en esta oportunidad, decidimos hacer títeres muy grandes.
Autora del texto: Silvana García.
Utileros: Jonathan Vera, Sabrina Randazzo, Miguel Cazón.
Voz en off: Andrea Salazar.
Voces de los títeres:
Mónica: Karina Soria
Cipriano: Alexis Romero
Titiriteros:
Mónica: Karina Soria
Cipriano: Martín Valdes

Profesora: Mónica Carinchi



ENSAYOS












LA MUESTRA










jueves, 11 de diciembre de 2014

LA PAYADA.

 La fundación Directores Argentinos Cinematográficos nos visitó, armó un cine en nuestras aulas, proyectó la película "Camila" y luego nos permitió realizar una charla con su productora. Posteriormente realizamos un intenso debate en cada uno de los ciclos. Las alumnas de 3er ciclo para cerrar la actividad, realizaron una payada. Esta forma poética les permitió recuperar conocimiento adquirido en el 1er ciclo y poner en práctica lo aprendido durante la lectura de Martín Fierro, ya que, para la payada, utilizaron la sextina hernandiana.
Se armaron subgrupos para realizar la actividad. Se leyeron todas las payadas y luego se eligieron las estrofas más interesantes. Es decir que la payada leída por las alumnas Fernanda Ocón y Adriana Correa es el resultado de un trabajo colectivo

Video de Egresados 2014

miércoles, 2 de julio de 2014

Enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su producción o su construcción. Quien enseña aprende al enseñar y quien enseña aprende al aprender.

Paulo Freire

martes, 17 de junio de 2014

PARA LEER Y PENSAR

MENSAJE DE JUAN PANADERO AL CONGRESO MUNDIAL POR LA PAZ
(Fragmento)
Aquí estoy. Aquí ya estamos.
No tenemos cara. Somos
el planeta que habitamos.
Venid. No tenemos nombre.
Aunque todos respondamos
a una misma luz: el hombre. (...)
Matadnos. Nos mataréis.
Pero es más fuerte la vida
que la muerte que ofrecéis.
Y al fin correréis la suerte
de los que matando llegan
a darle a su vida muerte. (...)
¿Queréis la guerra? No iremos.
Con la paz entre las manos
por arma, os enterraremos
¡Paz al mundo! Corazones arrebatados y unidos
de millones y millones.
Paz para toda la gente.
Se abran y cierren los ojos
del día tranquilamente.
Paz en todos los hogares.
Paz en la tierra, en los [cielos,
bajo el mar, sobre los mares.
Paz en la albura extendida
del mantel, paz en la mesa
sin ceño de la comida.
En las aves, en las flores,
en los peces, en los surcos
abiertos de las labores.
Paz en la aurora, en el
[sueño.
Paz en la pasión del grande
y en la ilusión del pequeño.
Paz sin fin, paz verdadera.
Paz que al alba se levante
y a la noche no se muera.
¡Paz, paz, paz! Paz luminosa.
Una vida de armonía
sobre una tierra dichosa.
Lo grita Juan Panadero.
Juan en paz, un Juan sin guerra, un hombre del mundo entero.
RAFAEL ALBERTI


Paloma de la Paz, Pablo Picasso, 1949



El Derecho Humano a la Paz

La paz duradera es premisa y requisito para el ejercicio de todos los derechos y deberes humanos. No la paz del silencio, de los hombres y mujeres silenciosos, silenciadas. La paz de la libertad - y por tanto de leyes justas -, de la alegría, de la igualdad, de la solidaridad, donde todos los ciudadanos cuentan, conviven, comparten.

No basta con la denuncia. Es tiempo de acción. No basta con conocer, escandalizados, el número de niños explotados sexual o laboralmente, el número de refugiados o de hambrientos. Se trata de reaccionar, cada uno en la medida de sus posibilidades. No hay que contemplar solamente lo que hace el gobierno. Tenemos que desprendernos de una parte de "lo nuestro". Hay que dar. Hay que darse.

¡Los derechos humanos! En los albores de un nuevo milenio, ésta debe ser nuestra utopía: ponerlos en práctica, completarlos, vivirlos, revivirlos, reavivarlos cada amanecer. Ninguna nación, institución o persona debe sentirse autorizada a poseer y representar los derechos humanos ni menos aún a otorgar credenciales a los demás. Los derechos humanos no se tienen ni se ofrecen, sino que se conquistan y se merecen cada día.


Fragmentos pertenecientes a “El Derecho Humano a la Paz. Declaración del Director General de la UNESCO”; París, Francia, enero de 1997.

Manifestación, de Antonio Berni (1951)

jueves, 29 de mayo de 2014

EDUCAR PARA CONSTRUIR EL SUEÑO...


... no hay cambio sin sueño,
como no hay sueño sin esperanza”
Paulo Freire

Educamos para un futuro mejor, para desarrollar en las personas posibilidades de enfrentar con equilibrio sus propios anhelos, deseos, inquietudes, intereses, miedos y temores, fracasos y éxitos, aventuras y odiseas. Nos educamos con sueños y esperanzas, en confianza, con fe en uno mismo y en los demás. Porque no podemos soñar solos ni esperar aislados, ni emprender aventuras sin confianza en el éxito o buscar éxitos sin emprender aventuras. Como tampoco podemos enfrentar los anhelos, deseos, intereses e inquietudes, sin enfrentar miedos, temores y fracasos, para vencerlos. Y porque no podemos estancarnos en nuestro proceso de crecimiento, desarrollo personal y social, debemos cambiar de acuerdo a nuestros sueños y transformar la sociedad, el entorno en el que vivimos, para tener mejores condiciones de existencia. Por eso, debemos educarnos y educar, formarnos y formar, para construir el sueño, el de cada uno y el colectivo, el de todos los argentinos...
La sociedad también debe ser educada, como sujeto colectivo, para que sea capaz de construir el sueño común. Y educarnos significa transformarnos. Educar a la sociedad significa transformarla y en esto deben participar todos los actores sociales.
La transformación social y personal debe tener como base la reflexión crítica de lo que somos, de lo que hacemos, de lo que anhelamos y deseamos, de lo que constituyen nuestras inquietudes, temores, fracasos o concebimos como éxitos: una transformación basada en una ética que oriente nuestra tarea cotidiana.
Si transformar la sociedad implica soñar, si soñar implica tener esperanza, educar para la transformación social implica EDUCAR PARA SOÑAR: para soñar los cambios y educar para tener esperanza de que seremos capaces de lograr sueños comunes, para sostener nuestras utopías y tratar de alcanzarlas. 

Lino Osorio

"Un Nuevo Comienzo" - Video premiado en el Concurso de "Hacelo Corto" 2011

miércoles, 28 de mayo de 2014

El Grupo Musicaminos nos visita.

2013 09 19 1388

Recordando a los Egresados 2011

Horarios

Primer Ciclo



Constitución Nacional

Info Institucional


Planilla de Inscripción 2014


Info Institucional

Ficha de Inscripción Ciclo Lectivo 2013


jueves, 13 de junio de 2013

MASA


Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: "¡No mueras, te amo tanto!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
Se le acercaron dos y repitiéronle:
"¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: "¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
Lo rodearon millones de individuos,
con un ruego común: "¡Quédate, hermano!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
Entonces, todos los hombres de la Tierra
le rodearon; les dio el cadáver triste, emocionado;
incorporándose lentamente,
abrazó al primer hombre, echase a andar ...

CÉSAR VALLEJO

(Obra poética completa. Alianza Ed.)



miércoles, 10 de abril de 2013

Tener un sueño...

“Tengo el sueño de que la fraternidad será el orden del día para los hombres de negocios, y la directiva para los hombres de gobierno”.
Martin Luther King

"Discurso de Nochebuena 1967 - Atlanta", en Il fronte della coscienza, SEI, Torino, 1968

“En primer lugar dejadme que os sugiera que si queremos tener paz en la tierra, la palabra fidelidad tendría que tener para nosotros un significado ecuménico y no parroquial. Nuestra fidelidad tiene que trascender la raza, la tribu, la clase social, nuestra patria: y esto significa que tenemos que desarrollar una perspectiva mundial. Ningún individuo puede vivir solo; ninguna nación puede vivir sola; está claro que quien opta por el aislamiento está perpetuando la guerra.
A fin de cuentas se trata de esto: la vida es un conjunto de interrelaciones. Estamos ligados por una red de comunidades, vestidos con el mismo hábito de nuestro destino. Todo lo que golpea a uno directamente, nos golpea a todos indirectamente. Estamos hechos para vivir juntos: nuestra realidad está intercomunicada. ¿No os habéis parado a pensar que no podéis ni siquiera ir al trabajo por la mañana sin declarar vuestra dependencia del mundo entero?
¿Dónde está el problema? Todos hablan de la paz como de una meta lejana, como de un fin al que un día u otro se llegará, pero nosotros sabemos que se tiene que empezar a considerar ya la paz no sólo como una meta, sino también como el medio con el que se puede llegar a esa meta. Tenemos que alcanzar fines pacíficos con medios pacíficos. Y esto equivale a decir que el fin y los medios tienen que ser coherentes, porque el fin preexiste en los medios, y medios destructivos no podrán nunca alcanzar un fin constructivo.

Por esto tengo todavía un sueño. Tengo el sueño de que un día los hombres se pongan en pie, y se den cuenta de que han sido creados para vivir juntos, como hermanos. Hoy tengo todavía el sueño de que la fraternidad se convierta en algo más que pocas palabras al final de una oración, que se convierta en el orden del día de los hombres de negocios, y en la directiva para los hombres que gobiernan.”



viernes, 21 de septiembre de 2012

Tener principios...

"A la opresión, a la explotación y al abandono, nosotros respondemos con la vida."

Gabriel García Márquez

Nobel Lecture, 8 December, 1982: “The Solitude of Latin America”, in Nobel Lectures in Literature 1981-1990, World Scientific Publishing Co., Singapore, 1994

A la opresión, a la explotación y al abandono, nosotros respondemos con la vida. Ni las inundaciones, ni las epidemias, el hambre y las catástrofes, ni siquiera las interminables guerras que han durado siglos, han podido vencer la fuerza incesante de la vida sobre la muerte. Es una ventaja que crece y acelera cada vez más: cada año las vidas que se encienden superan en más de setenta y cuatro millones las que se apagan, un número de nacimientos suficiente para multiplicar por siete cada año, la población de Nueva York. La mayor parte de esos nacimientos tienen lugar en América Latina. Al mismo tiempo los países más ricos siguen acumulando armas de destrucción capaces de aniquilar, más de cien veces, no sólo a todos los seres humanos que han existido hasta hoy, sino la totalidad de las criaturas que han respirado y respiran en este desventurado planeta.

En un día como este, mi maestro William Faulkner dijo: “Me niego a aceptar el final del hombre”. No sería digno de estar en este lugar que ha sido suyo, si no fuera plenamente consciente que la colosal tragedia que él se negó aceptar hace 32 años , es ahora, por primera vez desde el inicio de la humanidad, nada más que una simple eventualidad científica. Delante está esta aterradora realidad que parecía una mera utopía durante toda la historia de la humanidad. Nosotros, los inventores de fábulas, que podemos creer casi todo, tenemos el derecho a creer que no es demasiado tarde para comprometernos a construir la utopía contraria. Una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie podrá decidir por los demás cómo tienen que morir. Donde el amor demostrará que la verdad y la felicidad son posibles, donde los hombres condenados a cien años de soledad tendrán todavía, finalmente y para siempre, una segunda oportunidad en la tierra.



Conciencia, de Ricardo Carpani

martes, 10 de abril de 2012

El Derecho Humano a la Paz

La paz duradera es premisa y requisito para el ejercicio de todos los derechos y deberes humanos. No la paz del silencio, de los hombres y mujeres silenciosos, silenciadas. La paz de la libertad - y por tanto de leyes justas -, de la alegría, de la igualdad, de la solidaridad, donde todos los ciudadanos cuentan, conviven, comparten. No basta con la denuncia. Es tiempo de acción. No basta con conocer, escandalizados, el número de niños explotados sexual o laboralmente, el número de refugiados o de hambrientos. Se trata de reaccionar, cada uno en la medida de sus posibilidades. No hay que contemplar solamente lo que hace el gobierno. Tenemos que desprendernos de una parte de "lo nuestro". Hay que dar. Hay que darse. ¡Los derechos humanos! En los albores de un nuevo milenio, ésta debe ser nuestra utopía: ponerlos en práctica, completarlos, vivirlos, revivirlos, reavivarlos cada amanecer. Ninguna nación, institución o persona debe sentirse autorizada a poseer y representar los derechos humanos ni menos aún a otorgar credenciales a los demás. Los derechos humanos no se tienen ni se ofrecen, sino que se conquistan y se merecen cada día. 

Fragmentos pertenecientes a “El Derecho Humano a la Paz. Declaración del Director General de la UNESCO”; París, Francia, enero de 1997.


lunes, 15 de agosto de 2011

Visita al Museo del Holocausto de Buenos Aires

Los alumnos de 3er. ciclo visitan el Museo del Holocausto de Buenos Aires, acompañados por la Prof. María Inés Branchi y el Director del CENS, Prof. Lino Osorio.
La Sra. Eugenia Unger, sobreviviente de un campo de concentración, visita el CENS para compartir su historia, conmoviendo a todos los presentes.